Un buen mantenimiento asegura un jardín en condiciones óptimas de uso y disfrute.
Realizamos la visita para ver la superficie del terreno, las plantas que lo componen, el uso al que va a estar determinado y el estado en que se encuentra. Efectuamos una comprobación de los elementos de uso (sistema de riego, mobiliario urbano, juegos infantiles, etc) para verificar su correcto funcionamiento o caso contrario valorar su arreglo a sustitución.
Elaboramos un presupuesto acorde a las necesidades del cliente y del jardín, según criterios de los trabajos que hay que realizar en el jardín.


Ordenar por

0 artículos